Positive Material Identification (PMI) = Identificación Positiva de Materiales (IPM)

También conocido como PMI (Positive Materials Identification), es una metodología por medio de la cual se determina la composición química del espécimen, identificando el tipo de aleación con la que están compuestos aquellos materiales que interesan al cliente (tubos, válvulas, bombas, etc.); de modo de evidenciar o certificar que cada elemento fabricado o montado en obra corresponda inequívocamente con los materiales que fueran proyectados en el diseño del sistema.

Verificación confiable de los componentes que conforman los distintos materiales:

  • Mayor certeza en la identificación de un amplio rango de aleaciones
  • * Calibración empírica trazable a materiales de referencia certificados
  • * Resistencia para la medición de superficies a altas temperaturas (hasta 400ºC)
  • * Análisis e identificación completa de aleaciones en segundos
  • Revolucionario Análisis de elementos ligeros sin usar vacío o Helio
  • * Análisis rápido, de alta exactitud con la calidad de un laboratorio químico de aleaciones de Aluminio y Titanio
  • * Análisis de alta confiabilidad de elementos ligeros tales como Si y P en aleaciones de Cobre, Níquel y acero
  • * Por su eficiente capacidad de leer elementos ligeros ofrece una mayor confianza para identificar con exactitud aleaciones de Níquel y Cobre que contengan grandes cantidades de Aluminio y Silicio.
  • Aplicable en todas las condiciones ambientales; tanto en lugares internos como externos:
  • * Materiales ubicados en lugares de difícil acceso (como Plataformas y Refinerías).

Esta técnica es aplicable a diferentes áreas como ser:

  • * Fabricantes, Empresas con procesos productivos que involucran mezclas agresivas, petroquímicas, refinerías, etc., Empresas de mantenimiento e Inspección que prestan servicios para las empresas antes mencionadas.

Beneficios adicionales al ahorrar recursos en tiempo y dinero:

  • * No daña las piezas o componentes, no requiere de tomas de muestras ya que se trata de un: ENSAYO NO DESTRUCTIVO.
  • * No requiere detener el proceso productivo para llevar a cabo el análisis.
  • * Rapidez en las comprobaciones, obteniendo resultados óptimos en 15-20 segundos, permitiendo una mayor cantidad de análisis por unidad de tiempo y a un menor costo.
  • * Respuesta analítica simultánea de hasta 21 elementos (si se encontraran presentes).
  • * Identificación del grado de aleaciones y su composición química en porcentaje, lo que facilita la selección en procesos productivos, aceptando o rechazando materiales desde la recepción hasta el producto terminado.
  • * Determina la composición química de un material en ambientes inflamables o explosivos, de piezas que por su forma y/o tamaño no pueden trasladarse a un laboratorio, así como componentes de equipos que no deban dañarse.
  • * Evita accidentes ante la instalación de materiales de dudosa certificación en el proceso constructivo.
  • * Resultados confiables.